Mi Bebé Molón recomienda

Algo más que un SPA para bebés

publicado pormibebemolon 8 mayo, 2016 0 comentarios

¿Recordáis la primera vez que os sumergisteis en el agua y sentisteis esa sensación de ingravidez, de libertad, de que vuestro cuerpo no pesaba y vuestros movimientos se volvían mas lentos? Seguramente sea difícil de rememorar esa primera experiencia… Así que ver esa sensación reflejada en la cara de tu hijo, ¡no tiene precio!

Hace unas semanas viajamos por primera vez a Madrid, (os contaré más adelante nuestro viaje, ¡no pudo salir mejor!), y para celebrar su quinto mes de nacimiento, llevamos a Mi bebé Molón a Baby Spa Madrid: ¡Una experiencia que no os podéis perder!

En la C/ Almagro, 30, bajo derecha, de Madrid, se encuentra el centro para bebés más especial de toda la capital, un lugar acogedor, donde te encuentras como en casa, donde miman cada detalle (la decoración es una pasada) y el personal hace la delicias de tu estancia en el SPA.

image

Nuestra visita comenzó con una acogedora bienvenida por parte de Almudena, (da gusto conocer a profesionales tan comprometidos con su trabajo), la cual nos mostró las instalaciones y nos explicó la filosofía y manera de proceder dentro del centro. Un ambiente cálido y relajante inunda las habitaciones del SPA, que se divide en diferentes zonas en función de la edad de los bebés, que van desde las dos días de vida a los 6 meses (aproximadamente).

image

Destaca la calidad de los materiales, juguetes y objetos de decoración infantil que llenan cada espacio, (me llamó la atención un cambiador de Nannak, el cual merece un post aparte, os contaré porque es una autentica maravilla).

image

Dentro del SPA, el recorrido fue el siguiente:

  • Sesión de hidroterapia de unos 15min. de duración: os confieso que esta fue la parte que mas disfrutamos papá, mamá y por supuesto, Daniel. Rocío, que fue su fisio, colocó en su cuello un flotador llamado Bubby, el cual es comodisimo para los bebés, seguro y muy fácil de colocar, y desde el primer momento que el pequeño se sumergió en el agua empezó a moverse con total libertad de movimientos. ¡Su cara lo decía todo! Estaba relajado, descubriendo una nueva forma de moverse y desplazarse, jugando con diferentes juguetes acuáticos… ¡y eso le encantó! Estoy convencida de que si pudiera hablar nos hubiese rogado “5 minutitos más, por favor…”

image

  • Después de esta sesión, se le retiró el Bubby y la fisio lo movió suavemente por el agua para acabar envolviéndolo y secándolo en unas suaves y reconfortantes toallas calentitas.

image

  • Una vez fuera del agua, Daniel recibió un masaje terapéutico por parte de Rocío. Otra opción es que sea impartido por los propios padres para fomentar el vínculo entre padres e hijos y desarrollar el sentido del tacto, con el cual comienzan a conocer, en esta temprana edad.

image

¡Nuestra experiencia más que positiva! ¡Volveremos seguro! Nuestro pequeño gran terremoto, cayó rendido tras la sesión, y papá y mamá pudieron disfrutar de un fantástico paseo por mi querida ciudad.

By Esther Salamanca ❤️

Artículos relacionados

Deja un comentario